Metodología

Toda teoría psicológica y filosofía de desarrollo personal están construidas sobre una base de creencias, proposiciones e ideas. Estas pueden basarse en conceptos psicológicos, espirituales, razonamientos lógicos, introspección, ciencia cognitiva, filosofía positiva… Sean cuales sean, siempre hay unos cimientos que guían el desarrollo de cualquier herramienta de transformación personal.

Es importante identificar el fundamento en el que basa el trabajo de cualquier profesional de la psicología, porque te ayuda a entender si realmente quieres trabajar con él. Si te sientes identificado y estás de acuerdo con las ideas fundamentales, entonces los conceptos, estrategias y conclusiones van a estar en sintonía contigo. Si no, siempre vas a tener problemas para progresar.

Para asegurarnos de que no pierdes el tiempo con una filosofía que entra en conflicto contigo o tu forma de ver el mundo, a continuación se encuentran los principios de Higher Lives. Estos forman el marco inherente en Higher Lives para entender a las personas y se basan en la teoría psicológica ACT (Acceptance and Commitment Therapy) y psicología humanista y existencial.

Tómate tu tiempo para leerlo. Si te ves asintiendo con la cabeza y quieres saber un poco más en detalle, puedes poner la teoría en práctica leyendo otros artículos o poniéndote en contacto con nosotros. Si encuentras que estas ideas no resuenan contigo, es importante que busques en otros lugares otras ideas que sí lo hagan. Sabes que puedes volver por aquí si alguna vez tu visión del mundo cambia.

Metodologia Higher Lives Deseo

Principio 1: Tus deseos impulsan tu vida

El primer principio del método de Higher Lives es que tus deseos impulsan tu vida.

En cualquier momento y situación, sea lo que sea que estés haciendo siempre hay algo que quieres conseguir, hacer, ver o experimentar. Incluso en aquellos momentos en los que sentimos breves momentos de satisfacción absoluta (cuando conseguimos algo que deseábamos mucho) siempre hay un deseo detrás, en el ejemplo puede ser disfrutar de ese momento. Detrás de cada pensamiento, sentimiento, decisión y acción hay un deseo.

Los deseos impulsan tus decisiones

Toda decisión que has tomado y tomarás en tu vida siempre está motivada por un deseo:

  • Dónde vives
  • Dónde trabajas
  • Con quién pasas tu tiempo

Pero no se trata sólo de decisiones importantes. Las pequeñas decisiones del día a día también están motivadas por deseos:

  • Si retiras 20e o 50e del cajero
  • El asiento de eliges en una charla
  • Si esquivas a las personas por la derecha o por la izquierda en una calle estrecha
 

Todas las decisiones que tomas siempre están motivadas por deseos específicos. Esos impulsos para conseguir, lograr, completar, encontrar o experimentar algo. Esto significa que si has tomado malas decisiones en el pasado y quieres empezar a ser más eficaz, primero necesitas entender el motivo por el que has tomado esas decisiones:

Satisfacer tus deseos

Los deseos impulsan tus acciones

Detrás de cada acción que has tomado y tomarás siempre hay un deseo que la mueve.

  • Levantarte de la cama por la mañana
  • Buscar una solución para los problemas y dificultades a los que te enfrentas
  • Emborracharte
 

Una vez más no son sólo las acciones importantes las que están motivadas por deseos, las acciones de tu día a día también:

  • Cambia de asiento en el coche para estar más cómodo
  • Ponerte gafas de sol al salir de casa
  • Evitar el contacto visual con otras personas que caminan por la calle
 

Todas tus acciones están motivadas por deseos. Esa sensación que te impulsa a conseguir, completar o experimentar algo. Por lo tanto, si estás repitiendo acciones que no son productivas y quieres cambiarlas, primero necesitas entender el motivo por el que has actuado de esa forma: para satisfacer tus deseos.

Satisfacer tus deseos

Los deseos impulsan tu estado emocional

Tus pensamientos, decisiones y acciones también están motivados por tus deseos. Si con decisiones y acciones consigues satisfacer tu deseo, sentirás un estado emocional positivo cuya intensidad dependerá de la importancia de ese deseo para ti.

  • Si te acabas de mudar para vivir con tu pareja y deseabas estar más cerca de esa persona y convivir con ella, entonces sentirás algo positivo cuyos detalles tendrán que ver con los matices de ese deseo e intensidad del mismo.
  • Si te han ascendido y deseabas tener más responsabilidad y un salario más alto, entonces es probable que sientas también emociones positivas.
  • Si las personas con las que pasas tu tiempo te inspiran con sus objetivos, acciones y logros, entonces sentirás emociones positivas cuando estás con ellos.
 

Pero si con las decisiones y acciones que tomas no consigues satisfacer tus deseos, experimentarás emociones negativas y, también la intensidad de estas emociones dependerán de la importancia de esos deseos.

  • Si te sientes presionado para ir a vivir con alguien y tus hábitos entran en conflicto con los de tu pareja si te vas a vivir con ella, es probable que sientas emociones negativas.
  • Si tu jefe te quiere promocionar y te ofrece un puesto en otro departamento para cubrir un puesto de confianza pero en tu trabajo lo que más valoras son las relaciones con tus compañeros que has ido haciendo a lo largo de los años, sentirás emociones negativas si finalmente te ascienden.
  • Si las personas con las que pasas tu tiempo te aburren y sientes que te intentan hundir y que renuncies a lo que quieres entonces sentirás emociones negativas.
 

Los ejemplos son muy obvios, pero quiero que entiendas que esto significa que si estás experimentando cualquier emoción negativa como ansiedad, frustración, ira, tristeza… Todo tiene un mismo origen: un deseo que no está satisfecho.

Este es el primer paso para superar tus problemas y crear una vida en la que te sientas lleno y satisfecho. Entender que el origen de todos tus problemas está en tus deseos. Esto transforma la conversación. En lugar de culpar a los demás de tu situación genera nuevas posibilidades.

Ejercicio

No importa que seas doctor en psicología y en la metodología de Higher Lives. Si no eres capaz de aplicar la teoría a tus problemas no vas a conseguir ningún cambio en tu vida. Para asegurarnos de que utilizas de forma práctica las lecciones y empiezas a transformar tu vida cada uno de los siguientes CUATRO principios tiene un ejercicio de 1 minuto que te va a ayudar a entender y aplicar los conceptos.

El ejercicio para el primer principio es simple:

Seguramente estás aquí para resolver un problema o cambiar algo de tu vida.

Saca una libreta o escribe en un folio en blanco: ¿Cuál es el deseo detrás de mi problema?

 

Si estás tomando malas decisiones y quieres cambiar, mira a estas malas decisiones y pregúntate: ¿Por qué estoy tomando esas decisiones? ¿Qué consigo yo tomando esas decisiones? ¿Cuál es el deseo que está detrás de esas decisiones? ¿Qué es lo que quiero?

Si estás repitiendo acciones que no son productivas y quieres cambiar, mira a esas acciones y pregúntate: ¿Por qué estoy actuando así? ¿Qué consigo yo al actuar así? ¿Cuál es el deseo que está detrás de esas acciones? ¿Qué es lo que quiero?

Si estás experimentando algún tipo de emoción negativa y quieres cambiar, pregúntate: ¿Cuál es el opuesto de esta emoción negativa? ¿Qué emoción quiero sentir? ¿Qué es lo que quiero?

Si sabes por qué estás aquí y quieres saber por qué no consigues satisfacer tu deseo, pasa al principio 2.

Principio 2: El problema de ser dependiente

A pesar de lo que puede parecer a primera vista, tus deseos no son el motivo por el que sufres. El problema no es querer un trabajo nuevo, una pareja ideal, dinero, que la gente te quiera o convertirte en un youtuber famoso. Seguro que conoces a otras personas que, a pesar de que quieren lo mismo que tú, son felices y se sienten satisfechas. Por lo tanto, si los deseos no son la causa del problema, debe ser otra cosa.

La causa por la que todas y cada una de las dificultades y problemas de tu vida no es que desees algo, si no cómo tratas de satisfacer ese deseo. Hay muchas formas de satisfacer un deseo, y cada una de estas posibilidades tiene sus desafíos y problemas con los que te vas a enfrentar.

Voy a empezar con un ejemplo de un problema con el que puede que no te identifiques, pero que también te gustaría tener resuelto: el dinero. Es probable que no sea una prioridad, pero tu vida sería más fácil si tuvieras este asunto resuelto.

Hay muchas maneras de ganar dinero, puedes:

  • Comprar lotería
  • Robar y estafar a otras personas
  • Convertirte en deportista de élite
  • Trabajar 50 horas a la semana en un empleo sin posibilidades de promoción por 10e la hora
  • Dedicarte a estudiar y a desarrollar habilidades que te permitan acceder a un trabajo con un salario alto y con posibilidades de promoción
  • Ahorrar e invertir el dinero en diferentes proyectos
  • Crear tu propia empresa
 

El mecanismo por el que tratas de conseguir dinero determinará los desafíos y obstáculos que vas a afrontar y, también, si conseguirás satisfacer ese deseo.

Si intentas conseguir dinero robando a los demás, los problemas y obstáculos que te vas a enfrentar y la posibilidad de satisfacer tu deseo dependerá de que:

  1. Localices casas con objetos de valor.
  2. Determines la hora óptima para entrar.
  3. Superes todos los sistemas de seguridad y de alarma sin ser detectado.
  4. Encuentres los objetos de valor.
  5. Cojas los objetos sin ser detectado.
  6. Transportes los objetos sin ser detectado.
  7. Vendas esos objetos sin que nadie te denuncie a la policía.
  8. Repetir el proceso.
 

¿Es posible ganar dinero así? Sí, pero este método tiene evidentes dificultades y problemas, la mayoría tienen que ver con saltarte la ley y acabar en la cárcel. Es posible que ganes dinero, pero lo más probable es que acabes encerrado en una celda.

Por suerte, hay otras formas de ganar dinero.

Si tu fórmula para ganar dinero es estudiar y educarte para acceder a un trabajo con un salario alto, entonces los problemas a los que te enfrentarás serán:

  1. Ignorar distracciones (amigos, sexo, actividades extracurriculares) en tu lugar de estudio.
  2. Renunciar a experiencias, actividades y eventos para sacar tiempo para estudiar.
  3. Trabajar duro en tus ratos libres para permitirte pagar los estudios (si no te los paga nadie).
  4. Hacer entrevistas una vez que termines tus estudios.
  5. Mudarte a un lugar cercano a tu trabajo.
  6. Trabajar como becario por poco o nada de dinero para conseguir experiencia hasta que aprendas a realizar el trabajo.
  7. Trabajar muchas horas ascender y aumentar progresivamente tu salario.
 

¿Es posible ganar dinero así? ¡Claro que sí!. Puedes ganar mucho dinero haciendo esto y es menos probable que lo pierdas todo y que acabes en la cárcel por saltarte la ley. Este método de conseguir dinero también tiene sus barreras y obstáculos y la mayoría están relacionados con el coste económico y las horas invertidas.

Hay muchos otros mecanismos:

Por ejemplo, si tratas de ganar dinero creando un negocio entonces te enfrentarás a otras barreras. Necesitarás:

  1. Tener una buena idea
  2. Probar la validez de esa idea de negocio
  3. Elaborar un plan de negocio
  4. Conseguir financiación
  5. Llevar el plan a cabo
 

¿Es posible ganar dinero así? Sí. Es mucho más probable que lo consigas que robando y requiere menos trabajo que estudiar y desarrollar habilidades que están muy demandadas. También tiene sus barreras, y la mayoría están relacionados con el riesgo económico y la inestabilidad laboral. 

Espero que hayas entendido la idea. El mecanismo por el que tratas de satisfacer tu deseo determina los obstáculos y las barreras a los que te enfrentas.

¿Cuál es el realmente problema?

Todo mecanismo tiene sus desafíos y muchas veces estos son muy diferentes. Hay algunos que son sencillos de superar, lo que implica que es más probable que lleven a experiencias satisfactorias. Otros son más complejos y te pueden llevar por una montaña rusa emocional hasta que consigues salir de ellas. Sin embargo, su complejidad y dificultad no se debe a la naturaleza técnica de estos mecanismos, es mucho más sencillo.

Desafíos sobre los que no tienes control

En todo momento de tu vida, hay muchas cosas que no puedes controlar. Entre ellas se encuentran lo que los demás piensan, hacen, dicen, lo que no hacen, el tiempo, los objetos que te rodean, la política económica del gobierno…

Algunos elementos que no puedes controlar de los ejemplos anteriores, serían:

  • Si la casa tiene alarmas de seguridad
  • Si alguien regresa a casa cuando estás robándole
  • Si alguien te ve
  • Si alguien te contrata o no
  • Si eres promocionado en tu trabajo
 

Aunque puedes influir sobre estos elementos y optimizarlos para superar las barreras, no están realmente bajo tu control, por lo que no puedes garantizar si los vas a superar.

  • Puedes influir en lo que las personas hacen pero no puedes garantizar que hagan lo que quieres.
  • Puedes influir en lo que dicen pero no puedes garantizar lo que vayan a decir.
  • Puedes influir en la decisión que tome la persona que te entreviste, pero no puedes controlar completamente su decisión.
  • Puedes influir en la política económica del gobierno a través de tu voto pero al final no puedes controlar las decisiones de los políticos.
 

Hay elementos externos que siempre van a estar fuera de tu control. Los mecanismos que tienen un número mayor de elementos fuera de tu control o cuyo éxito es contingente a esos elementos son mecanismos más Dependientes.

Desafíos sobre los que tienes completo control

En cualquier momento de tu vida, hay obstáculos sobre los que tienes completo control. Estos están relacionados con tus decisiones y tus acciones.

En los ejemplos anteriores serían:

  • Ignorar distracciones.
  • Estudiar o no hacerlo.
  • Explorar nueva tecnología.

 

Estos son elementos internos porque tienes completo control sobre ellos.

  • Puedes decidir si prestas atención a otras personas
  • Puedes decidir si te implicas estudiando.
  • Puedes decidir si te aprendes de temas nuevos con los que no estás familiarizado.

 

Tienes completo control sobre estos desafíos internos y, por tanto, puedes garantizar el éxito en esas áreas.

Los mecanismos que tienen un número mayor de elementos bajo tu control o cuyo éxito es contingente a esos elementos son mecanismos más Independientes.

El problema real

Este es otro punto muy obvio… Si tu mecanismo para satisfacer un deseo tiene un elevado número de obstáculos que están fuera de tu control, vas a tener problemas para satisfacerlo y es más probable que experimentes las emociones negativas como consecuencia de no conseguirlo.

Si tu vida no es genial no es por tu inteligencia, tus genes, tu ética de trabajo, tus deseos, tu familia, tus chakras o tu signo del zodíaco. La única causa por la que no tienes la vida que quieres es porque estás eligiendo Mecanismos Dependientes para satisfacer tus deseos. Estás intentando conseguir lo que quieres con métodos que no están bajo tu control.

El punto aquí es importante así que lo voy a repetir:

“Si tu vida no es genial no es por tu inteligencia, tus genes, tu ética de trabajo, tus deseos, tu familia, tus chakras o tu signo del zodíaco. La única causa por la que no tienes la vida que quieres es porque estás eligiendo mecanismos Dependientes para satisfacer tus deseos. Estás intentando conseguir lo que quieres con métodos que no están bajo tu control.”

Lee el párrafo anterior una y otra vez hasta que lo interiorices. No estás roto, el universo no te odia, no acumulas karma negativo de vidas pasadas. La falta de modelos a seguir o la situación financiera difícil en tu juventud no tienen la culpa. No necesitas una limpieza de energías o repetir afirmaciones en la ducha cada mañana haciendo el símbolo de los illuminati. Tienes todo lo que necesitas para crear la vida que quieres.

Tienes los elementos físicos y psicológicos, sólo necesitas dejar de esperar a un mundo al que no le importa tu felicidad y que no tiene ningún interés en satisfacer tus deseos y que seas feliz. Eso es todo. Cada problema, cada frustración, cada dolor, cada arrebato de ira existe porque tienes Mecanismos Dependientes para conseguir lo que quieres.

El problema son tus mecanismos dependientes. Ellos son la causa de cada uno de los problemas, desafíos, de cada dolor y frustración de tu vida en todo momento de tu vida.

Ejercicio

El ejercicio a realizar es sencillo y depende del problema que quieras solucionar.

Si estás tomando malas decisiones y quieres cambiar, mira a esas decisiones y pregúntate: ¿Cómo estoy tratando de satisfacer mi deseo? y ¿Cuál es el impacto negativo que está teniendo esto en mi vida?

Si estás repitiendo acciones que no son productivas y quieres cambiar, mira a esas acciones y pregúntate: ¿Cómo estoy tratando de satisfacer mi deseo? y ¿Cuál es el impacto negativo que está teniendo esto en mi vida?

Si estás experimentando algún tipo de emoción negativa y quieres cambiar, pregúntate: ¿Cómo estoy tratando de satisfacer mi deseo?, ¿Qué elementos de ese mecanismo están fuera de mi control (pensamientos de otras personas, sentimientos, decisiones, acciones y elementos ambientales)? y ¿Qué elementos están bajo mi control (céntrate en tus pensamientos, decisiones, sentimientos y acciones)?

Principio 3: La solución es ser independiente

Si la causa de cada obstáculo, problema y frustración que tienes es depender de mecanismos con un número elevado de elementos que están fuera de tu control, ¿Cuál puede ser la solución?

(¿Obvio no?)

Encontrar mecanismos más Independientes. Se trata de empezar a conseguir lo que quieres mediante métodos que dependen de elementos que estén bajo tu control. Eso es todo. Cuanto más elementos estén bajo tu control, menos vas a depender de otras personas y circunstancias y más probable será que consigas lo que quieres.

Esto no sólo está relacionado con el ejemplo anterior de conseguir dinero. Se aplica a cada minuto de frustración en todas las áreas de tu vida.

  • ¿Sientes que pierdes demasiado tiempo para ir a trabajar en atascos o en el transporte público? Deja de quejarte de algo que está fuera de tu control y encuentra otra forma de llegar a tu trabajo, o mejor aún, encuentra la forma de trabajar sin tener que desplazarte tanta distancia.
  • ¿Estás cansado de que la gente se aproveche de tí? Deja de esperar que los demás cambien y encuentra una forma de conseguir lo que quieres sin necesitar a esas personas en tu vida.
  • ¿Quieres dejar de estar sin un duro? Deja de esperar que alguien te pague más dinero y empieza a pensar en formas de conseguir otras fuentes de ingresos.
  • ¿Quieres dejar de estar solo cada noche de viernes? Deja de esperar a que la pareja perfecta entre por la puerta y empieza a convertirte en una persona naturalmente atractiva y a buscar activamente a la persona que quieres.
 

En lugar de esperar a que el universo, que no tienen ningún interés en tu felicidad, te dé lo que quieres, actúa para satisfacer tus deseos tu mismo. Levántate por la mañana, decide cómo va a ser tu día y empieza a ser responsable de tu felicidad.

Por supuesto, puedes elegir un mecanismo Dependiente y enfrentarte a la inevitable frustración y dolor mientras intentas convencer al mundo de que tenga en cuenta tus sentimientos. Puedes incluso dar enfadarte y dar pataletas cuando veas que nadie te hace caso, o puedes elegir Mecanismos Independientes y tomar el control de tu vida.

Puedes levantarte por la mañana, descubrir qué es lo que deseas y satisfacer ese deseo. Cuando satisfagas ese deseo, ve a por el siguiente, y el siguiente, y el siguiente… Todo esto sin importar lo que ocurra a tu alrededor. Sin importar si tu jefe está de humor o el tiempo o cuántos ceros tiene tu cuenta bancaria.

Puedes elegir ser el dueño de cualquier situación, experiencia y momento de tu vida.

Lo que esto significa para tu transformación

Ser independiente impacta de forma significativa de dos formas en tu transformación hacia una vida más llena y completa.

1. Tú eres el jefe

Lo primero es que esto te convierte en dueño de tu vida. Tienes completo control. Vivir una vida gratificante y emocionante es una decisión consciente que tomas en cada momento. No se trata de ninguna filosofía sin sentido del tipo: “Sé positivo, piensa cosas bonitas y el universo te dará lo que deseas…”

Te conviertes en el jefe de tu vida porque tienes completo control sobre el mecanismo que es responsable de tu felicidad. Tú eliges sentirte lleno, emocionado, calmado, libre, conectado o lo que sea que quieras en cada momento porque tus acciones determinan tu experiencia. No estás esperando a nadie o nada para poder sentir lo que quieres. Eres el jefe de tu vida. Eres el responsable. Eres quien decide.

2. Los obstáculos y barreras se ven más claros

Es posible que quizás no necesites resolver los problemas y barreras con los que te has estado enfrentando.

Siguiendo los ejemplos anteriores: Si tu deseo es ganar dinero y tu mecanismo para conseguirlo es currártelo hasta conseguir un buen cargo que esté muy demandado, te enfrentarás con problemas y desafíos que requieren determinadas soluciones. Los problemas que necesitarás resolver serán:

  1. ¿Cómo me mantengo centrado cuando mis amigos están de fiesta?
  2. ¿Cómo puedo ser más eficiente estudiando para sacar más tiempo libre?
  3. ¿Cómo puedo aumentar mis posibilidades de ganar una beca?
  4. ¿Cómo puedo influenciar sobre los miembros de recursos humanos para que me contraten?
  5. ¿Cómo puedo impresionar a mi jefe para aumentar la posibilidad de que me ascienda?

 

Cada una de estas preguntas tiene múltiples respuestas, cada una con su teoría y sus pasos, así como tiempo de dedicación y esfuerzo. Pero todas las preguntas vienen del mismo mecanismo. Cambiando el mecanismo, puedes cambiar los problemas que necesitas resolver. Si cambias el mecanismo a la creación de un negocio, tus desafíos serán:

  1. ¿Qué servicio o producto voy a ofrecer?
  2. ¿Dónde están las personas que buscan estos servicios o productos?
  3. ¿Qué gastos e ingresos estimo que tendré?
  4. ¿Cuándo empezará el negocio a ser rentable?
  5. ¿Cómo voy a posicionar mi producto o servicio?

 

No has conseguido resolver los problemas asociados al primer mecanismo, has cambiado el mecanismo para no tener que enfrentarte a esos problemas.

En este ejemplo:

  • No necesitas renunciar a hacer actividades con tus amigos
  • No necesitas ser más efectivo estudiando
  • No necesitas ganar una beca
  • No necesitas influenciar a ningún equipo de recursos humanos
  • No necesitas que te promocionen

 

Lo que antes eran obstáculos y barreras dejan de serlo porque ya no te impiden satisfacer tus deseos. No has resuelto esos problemas, simplemente ya no importan.

Esto no ocurre sólo con el ejemplo del dinero, se aplica a toda tu vida.

  • Solo necesitas aprender a gestionar las emociones de tu jefe si tienes jefe. Si empiezas tu propia empresa, ya no será un problema lidiar con las emociones de tu jefe.
  • Solo necesitas aprender a defenderte de aquellos que se aprovechan de ti si pasas tiempo con personas que hacen eso. Si empiezas a rodearte de personas que se dedican a apoyarte, ya no habrá problema.
  • Solo necesitas la forma de evitar atascos si te tienes que desplazar de tu casa para trabajar. Si teletrabajas, el tráfico es irrelevante para ti.

 

Aunque tengas otros problemas que resolver y barreras que superar, estas son mucho más sencillas y, lo que es más importante, están bajo tu control. Esto te hace capaz de controlar completamente tu realidad. Tienes la habilidad para elegir si te sientes lleno y feliz o triste y enfadado en cada momento. Esta Independencia te da completo control de la experiencia de tu vida en todo momento.

Ejercicio

El siguiente ejercicio consiste en mirar los problemas y barreras a los que te estás enfrentando actualmente y preguntarte: “Si no fuera dependiente de otras personas para satisfacer mis deseos, ¿cómo sería diferente mi vida y mi experiencia?”

Piensa en un día habitual tuyo y anota todo lo que cambiaría si no fueras tan dependiente.

Principio 4: El origen del deseo

Ahora llegamos a la parte divertida. Ya sabes que:

  1. Tus deseos impulsan tu vida
  2. La Dependencia es el motivo por el que tu vida no es tan satisfactoria como te gustaría
  3. Al ser Independiente puedes tomar completo control de la situación de tu vida y tu experiencia

En este punto todo es bastante sencillo y obvio. La idea de centrarte únicamente en lo que tú contribuyes para mejorar tu vida no es algo nuevo. Los filósofos Estoicos lo llevan diciendo antes de que existiera la psicología moderna y el desarrollo personal.

Pero hay un elemento clave que todo el mundo no tiene en cuenta y que es necesario para convertirte en el dueño de tu realidad en cada segundo de tu vida.

A pesar de que seguir un mecanismo Independiente eliminará el 90% de las frustraciones de tu vida, todavía te deja con un problema importante: hay algunos resultados que por mucho que no quieras son dependientes. Conseguir dinero, un coche o la pareja de tus sueños dependen de conseguir cosas que no están bajo tu control. Esto significa que independientemente de cuánto te esfuerces en optimizar tus mecanismos, siempre vas a tener dificultades. Aunque el mecanismo Independiente va a hacer esos problemas mucho más sencillos, no van a dejar de existir.

Aunque esto es duro, tampoco es del todo cierto. Hay una forma simple de evitarlo y darte la posibilidad de satisfacer todos tus deseos haciendo que tengas el 100% del control. Tiene que ver con la naturaleza del deseo humano.

¿Qué es lo que realmente quieren las personas?

El motivo de esa constante Dependencia es la asunción de que tu deseas algo inherentemente externo. Aquí podemos incluir dinero, un trabajo, una pareja, una casa, cambiar de ciudad… ¿Pero es eso lo que realmente queremos?

El camino para responder esa respuesta es muy complejo y tiene muchas respuestas fáciles y erróneas. La mayoría no superan el básico test lógico: para que algo sea un deseo básico, común y fundamental de las personas, nadie podría ser feliz sin ello.

  • Algunas personas dicen que la salud es un deseo básico humano. Sin embargo, hay muchas personas en estados de salud muy pobres que son muy felices, por lo que la salud no puede ser un deseo básico humano.
  • Otras personas dicen que la admiración y la aprobación son los deseos más básicos humanos. Pero hay gente a los que no les importa lo que los demás piensan y también son muy felices, por lo que estos no son deseos básicos humanos.
  • Maslow identificó el amor y la pertenencia como los deseos más fundamentales. A pesar de esto, hay personas que buscan activamente la soledad y solo son felices solos. Por esto, no son deseos básicos humanos.
  • Otras personas identifican el éxito como el deseo fundamental más básico. Sin embargo, hay muchos ejemplos de individuos que han vivido su vida en condiciones mediocres y han sido muy felices.

 

La respuesta correcta viene de explorar las contradicciones en estas respuestas. Sí, hay algunas personas que desean tener salud, sin embargo otras no. Hay personas que quieren que les admiren, pero otras no. Algunos quieren amor y pertenecer, pero no todos. Otros quieren éxito, pero a otros eso les da igual.

¿Cuál es el tema principal detrás de estos deseos?

¿Cuál es el origen de los deseos humanos?

La clave de los deseos son las expectativas. El origen de nuestros deseos es lo que las personas esperan obtener cuando estos se cumplen. Esto motiva e impulsa todos nuestros pensamientos, decisiones y acciones.

  • ¿Por qué algunos quieren salud? La salud no es fin en sí mismo, es un medio para alcanzar un fin. Las personas quieren salud porque reducirá la cantidad y dificultad de las barreras y problemas que tendrán que afrontar y les será más fácil responder a las mismas. La salud les da una sensación de seguridad de que pueden vivir su vida como quieren.
  • ¿Por qué algunos quieren admiración y aprobación? Estos tampoco son un fin en sí mismos, son un medio. Quieren admiración y aprobación porque cuando los demás te miran así, tu vida es más fácil. Tienes menos dificultades y barreras que afrontar y es más fácil responder a las mismas. Con admiración y aprobación las personas esperan que los demás les quieran más.
  • ¿Por qué algunos quieren «éxito»? No se trata de un fin en sí mismo, es un medio. Quieren éxito porque cuando tienes éxito, tu vida es más fácil. Otras personas quieren estar cerca de tí, tienes mucho dinero y poder. Ese «exito» genera una expectativa de que vas a estar bien.
 

A menos que te hayas saltado la sección entera, debe ser obvio cuál es el deseo fundamental humano. No se trata de salud, aprobación o éxito. Es la sensación de Seguridad de que puedes tener la vida y las cosas que quieres.

Pero, a pesar de que la salud, el amor o el éxito son importantes para algunas personas para sentir Seguridad, no son necesarios ni la única forma de sentir eso.

  • El dinero permite a algunas personas sentir Seguridad porque pueden comprar los bienes y servicios que necesitan. Sin embargo, para esos que no tienen las habilidades para crear los bienes y servicios que necesitan, una cuenta bancaria muy grande les será irrelevante para sentir Seguridad.
  • Un coche puede ayudar a sentir Seguridad porque te ayuda a moverte e ir a diferentes lugares. Pero si puedes hacer lo mismo sin un coche (en transporte público o compartiendo viajes) entonces un coche no contribuirá a hacerte sentir seguro. Es más, si vives en un lugar en el que tener y mantener un coche es caro, puede reducir tu nivel de Seguridad.
  • Un grupo de amigos puede ayudar a algunos a sentir Seguridad por el apoyo y guía que te proporcionan. Para aquellos que sientan que no necesitan apoyo no lo verán así. Es más, también puede hacer que depender de otras personas limiten su libertad y pueden sentir que reducen su Seguridad.

 

Tu deseo fundamental

Este es el motivo por el que esa sensación de Seguridad y no objetos o logros es lo que está detrás del 90% de tus acciones. No quieres dinero, un coche, salud, amor o éxito. Quieres percibir que vas a ser capaz de vivir la vida que quieres ahora y en el futuro. Quieres sentir que todo va a estar bien.

Si quieres ver esto aplicado a tu vida, aquí tienes un ejercicio sencillo: En el ejercicio del Principio 1 escribiste el deseo detrás de tus decisiones, acciones y negativas experiencias. Busca eso que has escrito y hazte la siguiente simple pero importante pregunta: ¿Por qué?

¿Por qué quieres eso? ¿Por qué eso es importante para tí?

No busques respuestas lógicas, globales tratando de justificar por qué los seres humanos desean ese tipo de cosas. No busques influencias externas que pueden afectar a tus decisiones. Céntrate en por qué TU lo quieres. Si tu deseo se viera satisfecho, ¿qué esperas que ocurra?, ¿cuál será el resultado?, ¿Cómo te sentirás?.

Sigue preguntando “¿por qué?” hasta que llegues a un punto en el que no puedas ir más profundo. Ese punto, el nivel más profundo, es el deseo de Seguridad.

Por qué es importante que entiendas esto

Por tres motivos:

Razón 1: Tus deseos no son inherentemente dependientes

El hecho de que la Seguridad sea tu deseo fundamental detrás del 90% de tus pensamientos, decisiones y acciones (y la causas de tus experiencias negativas) elimina la limitación inicial y te permite liberarte completamente de la dependencia en otros y crear la vida que quieres.

  • No necesitas tener mucho dinero en el banco
  • No necesitas admiración y aprobación
  • No necesitas tener éxito

 

Puedes sentir Seguridad con independencia de cómo el mundo responde. No necesitas sentarte, esperar, pedir, quejarte y suplicar. Puedes tener todo lo que quieres ahora. Eres completamente libre e Independiente para satisfacer tus deseos.

Razón 2: No necesitas resolver 10/50/100 problemas diferentes

El hecho de que tu deseo fundamental es Seguridad significa que no necesitas centrarte en numerosos y diferentes problemas. No necesitas resolver cómo estudiar mejor, cómo encontrar trabajo, cómo ser ascendido, cómo invertir tu dinero… Sólo necesitas resolver un problema: Cómo sentir más Seguridad.

Toda frustración, limitación y problema existe únicamente porque quieres Seguridad.

  • No necesitas aprender a impresionar a tu jefe, solo necesitas desarrollar una mayor sensación de Seguridad
  • No necesitas demostrar nada a tus amigos, solo necesitas una mayor sensación de Seguridad
  • No necesitas aprender a ser menos crítico, solo necesitas una mayor sensación de Seguridad

Todos estos problemas tienen el mismo origen: Un mecanismo dependiente para sentir Seguridad. Para eliminarlos solo necesitas una solución: Un mecanismo más independiente para sentir Seguridad.

No hay 50 problemas que tengas que resolver, solo hay uno. Si puedes encontrar un mecanismo más Independiente de sentir Seguridad, el resto de los problemas desaparecerán sin ningún esfuerzo.

Razón 3: Puede que no tengas que resolver el problema en el que te has estado centrando

En el Principio 3, aprendiste que debido a que la Independencia es la solución a tus problemas, puede que no necesites resolver el problema en el que te habías estado centrando. El hecho de que la Seguridad sea tu deseo fundamental lleva eso un paso más allá.

En el Principio 1 (Los deseos impulsan tu vida), identificaste tus deseos. En el Principio 2 (El problema es ser dependiente), viste como puedes satisfacer tus deseos a través de diferentes mecanismos y que el que eligieras determina tus barreras y los problemas que afrontas. Pero, el problema por el que tienes ese deseo en primer lugar es solo porque lo ves como la forma más simple y sencilla para sentirte seguro. Crees (consciente o inconscientemente) que para sentirte seguro es necesario satisfacer ese deseo.

¿Pero es ese deseo realmente la mejor forma de sentir esa sensación de que todo va a estar bien? ¿Es ese el mecanismo más Independiente para percibir que vas a ser capaz de vivir la vida que quieres ahora y en el futuro?

Puedes evitar el dolor que siempre viene de depender de elementos que no puedes controlar y que no tienen ningún interés en tu felicidad.

Algunos mecanismos muy Dependientes de sentir más Seguridad son:

  • Meterse con los demás para sentirte superior a ellos
  • Atacar y acosar a otros para demostrar superioridad física
  • Hacer bullying a personas para que hagan lo que quieres
  • Hacer chantaje emocional a otros para que pasen tiempo contigo
  • Emborracharse hasta perder la consciencia para evitar pensar en errores del pasado
 

Algunos mecanismos menos Dependientes para sentir más Seguridad son:

  • Rodearse de individuos que piensan como tu
  • Ir al gimnasio sentirte mejor
  • Buscar activamente personas con la que compartir tu vida
  • Crear un producto o empresa con unas sólidas bases éticas, morales y financieras
  • Asistir a workshops y conferencias para mejorar tus habilidades
  • Mudarte a un área más segura
 

Algunos mecanismos Independientes para sentir Seguridad son:

  • Identificar y desafiar tus miedos para expandir la percepción personal de tus habilidades
  • Desarrollar habilidades útiles para reducir tu dependencia en otros
  • Desarrollar capacidad para entender y comprender conceptos complejos
  • Crear e implementar un plan de acción para conseguir unos importantes objetivos
 

Estos diferentes mecanismos te atraerán más o menos dependiendo de diferentes factores (incluido la cantidad de testosterona a la que fuiste expuesto en el útero de tu madre). Encontrar el mecanismo adecuado para ti es solo cuestión de analizar tu situación y experiencia actual y la vida que quieres tener.

Ejercicio

Tu ejercicio para este principio es mirar tus deseos actuales y preguntarte a ti mismo: ¿Cuál es un mecanismo más independiente con el que podría sentir esa sensación de Seguridad?

Cómo usar la metodología de Higher Lives

Cualquier metodología de desarrollo personal es inútil si no puedes usarla para resolver los problemas a los que te estás enfrentando. No se trata de solo usarlo para prepararte e imaginar posibilidades y escribir en tu diario lo que podrías haber hecho diferente. El valor de cualquier sistema de desarrollo personal se demuestra probando su efectividad para resolver los problemas y dificultades que estás sintiendo en esos momentos. Se trata de ver cómo te ayuda a afrontar las frustraciones diarias de tu vida y transformarlas en experiencias satisfactorias.

La buena noticia es que aunque ha habido mucha teoría en esta página, la solución es simple: ¿Cuál es un mecanismo más Independiente para sentir Seguridad?

  • Cuando te sientas frustrado con tus amigos, pregúntate: ¿Cuál es un mecanismo más Independiente para sentir Seguridad?
  • Cuando sientas que tu trabajo te agota y reduce tu bienestar, pregúntate: ¿Cuál es un mecanismo más Independiente para sentir Seguridad?
  • Cuando tu pareja te esté volviendo loco, pregúntate: ¿Cuál es un mecanismo más Independiente para sentir Seguridad?
  • Cuando las facturas se empiecen a acumular o necesites dinero para hacer algo que quieres, pregúntate: ¿Cuál es un mecanismo más Independiente para sentir Seguridad?
  • Cuando te encuentres dando vueltas sin parar a una conversación del pasado pensando en qué podrías haber hecho diferente, pregúntate: ¿Cuál es un mecanismo más Independiente para sentir Seguridad?

Cuando veas que en algún momento tu vida es menos emocionante, satisfactoria o bonita de lo que quieres que sea, pregúntate:

“¿Cuál es un mecanismo más Independiente para sentir esa sensación de Seguridad?”

Cómo encontrar mecanismos más independientes

Aunque estos conceptos son relativamente sencillos y directos, a veces puede ser complicado encontrar mecanismos Independientes si no estás familiarizado con el proceso.

La mejor solución es conectar con la visión de tu vida perfecta. Esa visión de tu vida perfecta te proporcionará un destino que te alimentará y llenará de energía. También te ayudará a entender qué es lo que necesitas hacer o cambiar en cada instante de tu vida para sentir más Seguridad.

Sabrás:

El tipo de personas con el que pasar tu tiempo
El tipo y la cantidad de trabajo que deseas
El tipo de relaciones íntimas que vale la pena que busques
El nivel de salud física que buscas
El lugar en el que quieres vivir
En general: cómo quieres vivir tu vida
Te proporcionará una visión para identificar exactamente qué necesitas cambiar en tu vida en estos momentos para sentirte más lleno y satisfecho en tu día a día.

Si estás preparado para dejar de estar frustrado al ver que el mundo alrededor de ti no te da lo que quieres y estás dispuesto a vivir una vida más Independiente, puedes encontrar una guía sobre cómo crear la visión de tu vida perfecta aquí: Tu día perfecto.

 

© higher lives 2020

¿Quieres saber más?

Suscríbete para recibir contenido exclusivo

Suscríbete